Avdiivka, un campo de batalla postapocalíptico

Dos muertos y 32 heridos en ataques de ayer

KIEV (Reuter).— Ucrania cerró ayer el pueblo oriental de Avdiivka al personal no militar, describiéndola como un páramo postapocalíptico, mientras Kiev trata de romper el cerco a la ofensiva invernal rusa antes de lanzar su propio contraataque.


Un importante general ucraniano dijo que Kiev estaba planeando su próximo movimiento después de que Moscú pareciera cambiar el enfoque de la pequeña ciudad de Bajmut, que Rusia no ha podido capturar después de medio año de los combates más sangrientos de la guerra, a Avdiivka más al sur.
El comandante de las fuerzas terrestres ucranianas, el coronel general Oleksandr Syrskyi, que dijo la semana pasada que el contraataque podría llegar “muy pronto”, visitó a las tropas en el frente del este y dijo que sus fuerzas seguían repeliendo los ataques rusos contra Bajmut.


Defender la pequeña ciudad de la industrializada región de Donbás, que Rusia lleva meses intentando tomar, era una “necesidad militar”, dijo Syrskyi, alabando la resistencia ucraniana en “condiciones extremadamente difíciles”.


Dos personas murieron y 32 resultaron heridas ayer después de que las fuerzas rusas dispararan dos misiles S-300 contra la ciudad oriental de Sloviansk, al noroeste de Bajmut, según el gobernador regional, Pavlo Kyrylenko. El presidente Volodímir Zelenski publicó un video de los escombros humeantes y prometió que “Ucrania no perdonará” tales ataques.


Zelenski visitó ayer la región sudoriental de Zaporiyia, su tercer viaje a la línea del frente en menos de una semana. Condecoró a soldados y habló de seguridad nuclear con el jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, que también viajó a la zona, donde se encuentra la mayor central nuclear de Europa, ocupada por las fuerzas rusas desde hace un año.

LLEGAN LEOPARD 2

BERLÍN.— Los 18 tanques Leopard 2 prometidos por Alemania para apoyar a Ucrania en su guerra contra Rusia han llegado al país, dijo una fuente de seguridad ayer, confirmando un informe de la revista Spiegel.


Alemania acordó en enero suministrar tanques, considerados entre los mejores del arsenal occidental, superando los recelos sobre el envío de armamento pesado que Kiev dice que es crucial para derrotar la invasión rusa, pero que Moscú tacha de peligrosa provocación.


Además de los 18 carros de combate principales, también han llegado a Ucrania 40 vehículos alemanes de combate de infantería Marder y otros dos blindados, según la fuente de seguridad.
Finalmente, un aliado del presidente Vladimir Putin advirtió que Rusia dispone de armas para destruir a cualquier enemigo, incluido Estados Unidos, si su propia existencia se ve amenazada, acusando a Washington de subestimar el poderío nuclear de Moscú.


Los comentarios de Nikolai Patrushev, el influyente secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, son los más recientes de un alto funcionario ruso en hacer surgir el espectro de un enfrentamiento nuclear entre las dos mayores potencias nucleares del mundo, algo que Moscú dice que quiere evitar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *