Biden y Xi Jinping abogan por fomentar la «cooperación» entre EU y China ante desafíos globales

El encuentro se produce tres meses después de que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, realizara una polémica visita a Taiwán, un asunto que ha avivado la polémica y ha fomentado maniobras militares por parte de China en la zona.

Biden y Xi Jinping abogan por fomentar la "cooperación" entre EU y China ante desafíos globales

Los presidentes de China y Estados Unidos, Joe Biden y Xi Jinping, respectivamente, abogaron este lunes durante un encuentro en los márgenes de la cumbre del G20, en Bali, por fomentar e impulsar la «cooperación» para evitar conflictos y hacer frente a los distintos desafíos globales.

Biden, que ha admitido que Washington seguirá compitiendo con Pekín en materia comercial, señaló que «esta competitividad no debe nunca rebasar los límites y llevar a las partes a un conflicto», informó la Casa Blanca en un comunicado.

Los dos líderes abordaron, además, la importancia de «lograr el desarrollo de principios que permitan avanzar en objetivos comunes» de cara al futuro.

«China y Estados Unidos deben trabajar juntos para hacer frente a los desafíos transnacionales, como el cambio climático, la estabilidad macroeconómica, la seguridad en materia sanitaria y la alimentación», recoge el texto.

Los presidentes acordaron impulsar la comunicación entre las partes a pesar de que Biden alertó nuevamente de la situación de los Derechos Humanos en zonas como Xinjiang, Hong Kong o el Tíbet.

Sobre el asunto taiwánes, Biden puntualizó que Estados Unidos «se opone a cualquier cambio del ‘statu quo’ en la zona» y recordó que el mundo espera que se mantengan la «paz y estabilidad» en el estrecho de Taiwán. Además, aseguró que «resolverá los casos de aquellos ciudadanos estadunidenses que han sido detenidos injustamente en suelo chino».

No obstante, las partes reiteraron su compromiso con la no proliferación de armas nucleares y destacaron que «no debe producirse jamás una guerra nuclear», al tiempo que han anunciado que el secretario de Estado del país estadunidense, Antony Blinken, viajará a China para dar continuidad a las conversaciones.

Xi, por su parte, insistió en la importancia de que los dos países desempeñen un «papel de liderazgo» a nivel global y ha recalcado que la historia «es el mejor libro de texto». «Dejemos que haga de espejo y nos guíe hacia el futuro», puntualizó de acuerdo con la cadena CGTN.

El jefe de Estado chino expresó que está «deseando trabajar con Biden para encauzar las relaciones entre China y Estados Unidos y lograr un crecimiento saludable y estable que beneficie a los dos países y el mundo entero».

«En estos momentos se están produciendo grandes cambios que nunca antes se habían visto», aseveró antes de afirmar que «el mundo espera que China y Estados Unidos sepan actuar adecuadamente».

«Tenemos que trabajar junto a otros países para lograr una mayor confianza, estabilidad e ímpetu para el desarrollo común», sostuvo.

Primer encuentro desde que juran el cargo

Previamente, ambos mandatarios se estrecharon la mano por primera vez desde que juraron el cargo de cara a un encuentro. Así, los dos se saludaron y expresaron su deseo de mantener las inminentes conversaciones, según informaciones de la cadena de televisión CNN.

«Me he comprometido a mantener abiertas las líneas de comunicación entre nosotros personalmente porque nuestros países tienen una oportunidad de abordar muchas cuestiones», afirmó Biden en declaraciones previas al inicio del encuentro.

«Como líderes de estos dos países tenemos la responsabilidad de demostrar que China y Estados Unidos pueden gestionar sus diferencias, prevenir que la competitividad se torne en un conflicto y hallar formas de trabajar conjuntamente en materias globales que requieren nuestra cooperación», aseveró.

Por su parte, el presidente chino destacó que el encuentro «ha atraído la atención del mundo» y ha hecho hincapié en que ambos países se encuentran en una situación en que «deben cuidar sus relaciones bilaterales».

«Como líderes de las principales potencias es necesario seguir el curso correcto de las relaciones entre China y Estados Unidos. Tenemos que hallar la dirección adecuada para desarrollar nuestras relaciones y elevar nuestro vínculo», puntualizó.

En este sentido, destacó que el «mundo espera que gestionemos bien esta relación. (…) Tenemos que trabajar para fomentar la esperanza en el establecimiento de la paz, la confianza en la estabilidad global y un mayor desarrollo común».

El Ministerio de Exteriores del gigante asiático señaló que Pekín busca «alcanzar una forma de coexistencia aceptable para las partes mientras defiende su propia soberanía, seguridad e intereses», publicó el diario ‘South China Morning Post’.

El encuentro se produce tres meses después de que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, realizara una polémica visita a Taiwán, un asunto que ha avivado la polémica y ha fomentado maniobras militares por parte de China en la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *