El caso de Andrew Callaghan, ‘youtuber’ acusado de agresiones sexuales

Callaghan es conocido por entrevistar a personas peculiares de Estados Unidos. Actualmente, puso una pausa a su vida pública por los señalamientos en su contra.

Andrew Callaghan es un ‘youtuber’ cuyo canal de periodismo gonzo tiene más de 2.2 millones de suscriptores. El 30 de diciembre de 2022 estrenó el documental “This Place Rules”, producido por A24 y distribuido por HBO. Su carrera parecía ascender sin problemas, hasta que su pasado lo alcanzó. 

Esta semana, Callaghan anunció una pausa temporal de su carrera por las múltiples acusaciones de agresiones sexuales que se remontan hasta 2019. En un video compartido en su cuenta oficial de Instagram, el creador de contenido admitió su responsabilidad en los hechos y se disculpó, no sin antes decir que algunos casos estaban sacados de contexto.

La denuncia que detonó todo

El 5 de enero de 2023, se volvió viral la denuncia de dos minutos hecha por Caroline Elise a través de TikTok.

Elise cuenta en el video que después de un tiempo de hablar con Callaghan a través de Instagram, el Youtuber le pidió pasar la noche en casa de ella porque él había tenido una disputa con un miembro de su equipo.

Según la historia de Caroline, el ‘youtuber’ insistió en tener relaciones sexuales con ella, a pesar de las constantes negativas. Incluso, ella le comentó de antemano que se podría quedar en su casa, pero no en un plan más allá de la amistad.

“Le dije: ‘estoy cansada, no estoy de humor’. Ideé cualquier excusa que pude para quitármelo encima y de todas maneras encontró una forma de coaccionarme a hacer cosas que no quería hacer”, narra en el video.

Dos días después, la denunciante compartió capturas de pantallas con mensajes que ella intercambió con otras víctimas de Callaghan. 

Actualmente, Caroline Elise borró los videos de TikTok, señalando que las respuestas y comentarios que recibió le afectaron su salud mental. No obstante, usuarios de redes sociales recuperaron el video original.

Insistir después de un “no” es violencia sexual, de acuerdo con El Colectivo del Consentimiento. Esta agrupación afirma en el fanzine “Una guía sobre el consentimiento sexual” que insistir después de un “no” es un “claro acto de violación y violencia sexual”. 

“Muchas veces, las mujeres acceden a tener relaciones sexuales porque se sienten culpables al decir ‘no’, se sienten presionadas por su pareja o sus parejas o no están del todo seguras de cómo parar esa situación que se está dando”, subraya el Colectivo.

Surgen más casos

La denuncia inicial de Elise llevó a otras mujeres a contar sus experiencias con el creador de contenido.

En varios videos de TikTok, Dana, que se identifica con el nombre de usuario moldyfreckle, aseguró que Callaghan la agredió sexualmente cuando ambos viajaban en un vehículo después de cenar.

Según el relato de Dana, Callaghan empezó a besarle el cuello y después puso sus manos en el pantalón de ella. Posteriormente, él tomó la mano de Dana, forzándola a ponerla en su entrepierna, mientras ella le pedía que se detuviera.

Todo terminó cuando Callaghan aceptó bajarse del coche, luego de que Dana se lo pidiera en múltiples ocasiones. 

En los comentarios de los videos de Elise y Dana, múltiples usuarios denunciaron experiencias similares con Callaghan, acusando que es un comportamiento que muestra un patrón. 

La disculpa de Callaghan 

En un video publicado en Instagram el pasado domingo 15 de enero, Andrew Callaghan ofreció una disculpa a las personas que han hablado sobre su comportamiento sexual indebido.

Sin embargo, no habló de ningún caso en particular, así como tampoco confirmó o negó alguna de las acusaciones directas hechas contra él.

Eso sí, aseguró que los señalamientos en su contra no tienen el contexto completo: 

“Quiero hacer algunas cosas claras: siempre he tomado un no como respuesta”, aseguró. “En cuanto a consentimiento, nunca he pasado esa raya”.

“Hasta este punto, no me había dado cuenta que tenía este patrón que afectó a muchas personas”, señaló sin reconocer algún caso específico. Y posteriormente aseguró que la “persistencia es una forma de halago”.

Finalmente, el recién estrenado documentalista anunció que tomará un descanso de la vida pública para trabajar en sí mismo, en su salud mental y sus problemas con el alcohol; el cual fue un “factor contribuyente a mis malas decisiones”.

Esta respuesta no sentó a las víctimas. Por ejemplo, Dana rechazó que el video pueda llamarse una disculpa y continuó denunciando la violencia ejercida en su contra por el ‘youtuber’.

(Reporte de Brandon Celaya)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *