Energías limpias, oportunidad de bajar costos por electricidad en Yucatán
Ojalá las plantas que construirá la Federación funcionen con gas: Vila Dosal

Durante la inauguración de las conferencias Conéctate al Planeta, Expo Foro de Energía Yucatán 2021, presididas por la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), diferentes voces coincidieron en la importancia de unirse a la Agenda 2030 con energías renovables, al tiempo que esto brinda una oportunidad de bajar los costos por electricidad en la entidad.

El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, apuntó que el gobierno federal hizo un compromiso, por medio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para construir dos plantas de ciclos combinados (gas natural y diesel) en la entidad, una de ellas en Mérida, la cual contará con 521 megawatts de capacidad instalada, y otra en Valladolid, con capacidad de mil 37 megawatts de capacidad instalada.

“Necesidades de energía para Yucatán solventadas para los próximos años, ojalá que estas plantas pudieran operar con gas natural y no con combustóleo que contamina más y genera un costo más alto para la energía eléctrica”. Mencionó que, producto de las reuniones con la Secretaría de Energía con su representante, Rocío Nahle, y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se han logrado avances con la distribución de gas natural al estado, ya que, con la interconexión del ducto de Mayakan, al día de hoy se ha pasado de tener entre 40 y 60 millones de pies cúbicos de gas natural al día, a 160 millones de pies cúbicos diario, que significa triplicar lo que se estaba recibiendo y para finales de año se tiene el compromiso de que se estarán recibiendo 230 millones de pies cúbicos cada día.

Mira a mediano plazo la disminución del costo de energía en el estado con este impulso a las energías limpias; aunque el crecimiento en este sentido ha sido frenado debido a la pandemia, pues con 727 millones de dólares en inversiones por parques eólicos en Tizimín, Dzilam de Bravo, Progreso de 84, 70 y 90 megawatts de capacidad y sistemas fotovoltaicos en Progreso, San Ignacio y Peto de 18 y 38 megawatts que, en conjunto generan 300 megawatts se había superado en 43 por ciento la creación de ese tipo de energía, representando 25 por ciento del consumo yucateco.

Renán Barrera Concha, presidente municipal de Mérida, dijo que “estamos totalmente convencidos de la importancia de transitar a un futuro más seguro que siempre privilegia prácticas encadenadas al desarrollo sostenible desde todos los ámbitos y desde todas las perspectivas”.

Encontró al foro como una oportunidad para conectar con el planeta y generar conciencia para trabajar en su favor, pues aseguró que no solamente se trata de bajar las cifras de energía eléctrica, sino de dejar de tener las tarifas más altas en todo el país, como es la situación actual.

Esto, apuntó, requiere una visión colectiva con metas específicas para vigilar los logros alcanzados; “hoy más que nunca industriales, productores, gobiernos, tenemos claro que la naturaleza no es una fuente inagotable de recursos y por eso es urgente que todas y todos velemos por la protección y por su uso racional”.

Citó las estadísticas de la Agencia Internacional de la Energía, donde cifran que las energías renovables en el suministro eléctrico global pasarán del 26 por ciento en 2018 al 44 en 2040 y dos terceras partes del incremento de la demanda será satisfecha principalmente a través de eólica y solar.

“Las acciones que se tomen el día de hoy nos van a permitir que las generaciones por venir tengan un mejor futuro”.

Continuó: “Son los propios ciudadanos quienes se convierten en aliados para poder impulsar la sustentabilidad y resiliencia con acciones socialmente responsable que conlleven siempre beneficios ambientales”.

Jorge Charruf Cáceres, presidente de Canacintra Yucatán compartió también el interés por disminuir los costos de la energía, lo cual encuentra posible con la alineación con los objetivos de la Agenda 2030, fomentando la transición a energías limpias en conjunto con gobierno e iniciativa privada.

Enoch Castellanos Pérez, presidente nacional de Canacintra, aportó que “hay muchas fuentes de energía, solo que no han sido descubiertas”, dijo señalando que una problemática puede tomarse como oportunidad, pues Yucatán tiene restricciones en cuanto al acceso a la energía y, por consiguiente, costos muy elevados.

También externó que el tema de energía tiene que mirarse como parte de Agenda 2030, es decir, energía asequible y no contaminante. Actualmente, detalló, cerca de 80 por ciento de la energía producida es con combustibles fósiles, situaciones que dijo tiene que cambiar. “Buscar cómo podemos modificar lo que tenemos y seguir hacia adelante”.

Fuente: La Jornada Maya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *