Senado discutirá prohibición de plaguicidas y transición a sustancias naturales

Productores expresaron preocupación por los efectos de la medida que busca eliminar los plaguicidas altamente peligrosos.

Productores del país se opusieron a la prohibición de plaguicidas, ante una iniciativa que busca limitar el uso de los agroquímicos que se consideren altamente peligrosos.

Este lunes, se discutirá en la Cámara de Senadores la propuesta de reforma a la Ley de Salud, que promueve la prohibición de los plaguicidas altamente peligrosos y aquellos que perjudiquen la salud humana y los ecosistemas, al tiempo que busca una transición hacia sustancias naturales.

Al menos 35 países en el mundo han prohibido el uso de estas sustancias, como Canadá, Estados unidos, Austria, Argentina, Chile y Suiza. En México aún se comercializa.

Sin embargo, un grupo de decenas de asociaciones de productores expresó preocupación por los efectos que la medida tendría para la producción de alimentos en el país, el costo de la canasta básica y para la seguridad alimentaria.

Estas sostuvieron que no se ha definido claramente cuáles son las sustancias contempladas y aseguraron que no existen alternativas viables para el control de muchas plagas.

En contraste, la organización Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País instó a los legisladores a acudir a votar para fomentar bioinsumos y establecer un programa nacional de restricción y la “prohibición progresiva de plaguicidas altamente peligrosos”.

A esta se sumó la Asociación de Consumidores Orgánicos (ACO), la fundación Semillas de Vida y la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC).

El pasado 29 de septiembre, las comisiones unidas de Salud y de Estudios Legislativos, Segunda, se instalaron en sesión permanente para analizar el dictamen que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Salud, en materia de plaguicidas y regulación de bioinsumos.

Este proyecto sugiere que la Secretaría de Salud promueva la prohibición de los plaguicidas altamente peligrosos y otros que perjudiquen la salud humana y los ecosistemas, así como la transición hacia la utilización de sustancias naturales, “garantizando la eliminación ambientalmente racional de las existencias de los plaguicidas, nutrientes vegetales, substancias tóxicas o peligrosas”.

Durante la sesión, se determinó que el 31 de octubre, las comisiones se reunirían nuevamente para analizar el tema y llegar a un consenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *