Xi Jinping logro su tercer mandato tras ser nombrado secretario general del Partido Comunista de China

El político de 69 años continuará como líder del partido en los próximos cinco años, lo que le asegura su permanencia en la presidencia, que previsiblemente será ratificada en el Congreso Nacional del Pueblo en marzo.

Xi Jinping logra su tercer mandato tras ser nombrado secretario general del Partido Comunista de China

Xi Jinping fue electo como secretario general del XX Comité Central del Partido Comunista de China para su tercer mandato al frente del país, en la primera sesión plenaria celebrada este domingo, a la que asistieron 203 miembros y 168 integrantes suplentes, según un comunicado recogido por Xinhua.

En la sesión también se formalizó el nombramiento de Xi como presidente de la Comisión Militar Central del Partido y la designación de Li Quiang, Zhao Leji, Wang Huning, Cai Qi, Ding Xuexiang, Li Xi y el propio Xi como miembros del Comité del Buró Político.

La agencia oficial de noticias Xinhua sitúa además a Li Qiang como segundo en el escalafón general del partido, lo que le convierte en el primer ministro designado del país una vez su predecesor, Li Keqiang, abandone su cargo el año que viene.

unto al primer ministro dejarán la política nombres destacados como los responsables del Congreso, Li Zhanshu, o de la Conferencia Consultiva, Wang Yang, en lo que se trata a todos los efectos de una sustitución total de la cúpula de poder que prácticamente elimina cualquier voz disidente.

Todos estos nuevos nombramientos acompañarán al presidente chino en lo que el mandatario describió este domingo ante los medios como “una revolución interna en la expedición hacia el futuro” del país con el propósito de “mantenerse firme en la profundización” del plan de reforma iniciado desde su llegada al poder.

Xi clausuró el XX Congreso del partido este sábado reafirmando su posición central y con la mirada puesta en el proyecto “rejuvenecedor” del socialismo y la nación china, un objetivo que ha estado presente en el discurso del mandatario durante toda la semana.

La última sesión estuvo marcada por la salida bajo escolta del expresidente del país Hu Jintao (2003-2013) en plena sesión, bajo la mirada del hombre a su lado que le ha sucedido en el poder y se encamina a un histórico tercer mandato consecutivo en la secretaría general del partido, Xi Jinping, guía absoluto de los destinos del país durante, al menos, los próximos cinco años.

“El asunto principal de este congreso, como se ve en la enmienda constitucional y en el informe, es resaltar el estatus central de Xi”, dijo Chen Gang, investigador principal del Instituto de Asia Oriental en Singapur. “Con este congreso, la autoridad de Xi crece aún más. En el futuro, veremos una mayor concentración de poder en torno a Xi y en torno al centro”.

El partido aprobó enmiendas a sus estatutos con el fin de consolidar el estatus central de Xi y el papel orientador de su pensamiento político dentro del partido, que cuenta con unos 96 millones de miembros.

Entre las enmiendas, las “dos determinaciones” definen a Xi como el líder “central” del partido y sus ideas como los principios rectores del desarrollo futuro de China. Las “dos salvaguardas” aseguran el estatus de “núcleo” de Xi dentro del partido y la autoridad centralizada del partido sobre China.

Otra enmienda consagra el “desarrollo del espíritu de lucha, el fortalecimiento de la capacidad de lucha” en la constitución del partido, mientras que también se incluyó por primera vez un llamamiento a oponerse y disuadir a los separatistas que buscan la independencia de Taiwán.

La votación se llevó a cabo a mano alzada en el vasto Gran Salón del Pueblo de Pekín, donde gran parte de los procedimientos de la semana se desarrollaron a puerta cerrada. El congreso concluyó con una banda militar que tocó el himno socialista de “La Internacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *